Cabanyal Portes Obertes exhibe en los hogares amenazados de derribo una muestra del fotógrafo

Centelles regresa al Marítim

2004-05-29Publicat per: El País
En el número 15 de la calle de la Reina de Valencia, en pleno barrio de El Cabanyal, viven las hermanas Lola, de 84años, Pepa de 79 y Antonieta, de 93. Lola ocupa la planta baja. En el salón, las fotografías de la boda de los hijos o de los nietos vestidos con las túnicas de las cofradías de Semana Santa que descansan sobre la cómoda convivirán durante tres semanas con una treintena de imágenes de la Guerra Civil, tomadas por Agustí Centelles, nacido en el 1909.
Junto a éstas, otras 11 casas forman parte este año de la séptima edición de Cabanyal Portes Obertes, una de las principales actividades que la Plataforma Salvem el Cabanyal-Canyamelar lleva adelante cada año para protestar contra los planes municipales de echar abajo una parte del entramado urbano de la zona y extender la avenida de Blasco Ibáñez hacia el mar.
Durante este fin de semana y los dos siguientes (los sábados, de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00. y los domingos con una hora de adelanto por la mañana) 12 vecinos sobre cuyas casas pende la amenaza del derribo harán de sus hogares unas improvisadas salas de exposición abiertas al público donde se mostrarán 274 instantáneas del fotógrafo y explicarán su rechazo a los planes de la alcaldesa, Rita Barberá.
“Este año elegimos a Centelles porque descubrimos que reunía muchas coincidencias con nosotros”, apunta Maribel Doménech, miembro de la plataforma. “Nació en el Grao, es un artista conocido pero cuyo valor no se ha reconocido del todo y tanto su figura como su trabajo fueron rescatados tras el exilio”. Doménech, profesora de escultura en la Escuela de Bellas Artes, acoge también en su casa una serie de fotografías y destaca la amabilidad de los hijos del fotógrafo, que han cedido gratuitamente las instantáneas.
“Ya nos siete años de resistencia”, subraya Lola, quien destaca la unión existente en la plataforma: “Fíjate: nosotras somos católicas practicantes, y ahí estamos con comunistas y encantadas, luchando por lo mismo”.