El edificio del Cabanyal cuyo derribo autorizó el TSJ tiene una torre Miramar

2007-03-13Publicat per: Levante
La plataforma Salvem el Cabanyal denunció ayer que el edificio cuyo derribo ha desbloqueado el Tribunal Superior de Justicia en el número 187 de la calle Escalante tiene una de las tres torres miramar que aún quedan en el barrio. El Consell Valencià de Cultura emitió un informe en 2004 en el que defendían el alto valor patrimonial e histórico de estas construcciones, que han ido desapareciendo poco a poco.

Los vecinos habían solicitado la paralización cautelar de este inmueble, igual que de los demás previstos para derribo, pero el juez decidió la semana pasada levantar la suspensión y dar luz verde a la demolición. En un comunicado, la plataforma denuncia una vez más que «el único propósito es crear solares que actúen como elemento degradante del barrio » y vuelve a relacionar las obras con la cercanía de las elecciones. Al mismo tiempo, asegura que no hay proyecto de urbanización previsto tras el derribo, ya que el ayuntamiento -a través de la empresa gestora- no dispone siquiera de todas las propiedades.

Para Salvem el Cabanyal, los responsables municipales «no pueden seguir tirando más edificios singulares y de gran valor patrimonial aunque sean de su propiedad» cuando aún no se ha resuelto la sentencia «de fondo» sobre el plan urbanístico.
En su informe, el CVC calificaba los «miramars», especialmente los del Marítimo, de «elemento patrimonial relevante» y abogada por su conservación, empezando por la realización de un inventario en colaboración con la Conselleria de Cultura, el posterior estudio del valor de cada torre, junto con el edificio en que se encuentra, para adoptar medidas de protección.