La policía sitia a los okupas atrincherados en una casa de la prolongación de Blasco Ibáñez

Nuevos derribos en el Cabanyal desatan otro ataque a la oficina municipal

2007-02-28Publicat per: Levante
Los trabajos de derribo de cuatro viviendas sitas de la calle Francisco Eximenis afectadas por la prolongación de Blasco Ibáñez desencadenaron ayer el enésimo ataque a la sede de la Sociedad Cabanyal 2010, creada por el ayuntamiento y la Generalitat para ejecutar el plan especial del Cabanyal, sita en la calle de la Reina. Los hechos se produjeron a las 18.15 horas cuando un grupo de unas 20 personas vinculados al movimiento okupa se presentó en la puerta de la oficina que cubrieron de pegatinas y pintadas con el lema «Cabanyal 2010, traficantes de vecinos». Varias unidades de la policía local y nacional alertadas por los responsables de Cabanyal 2010 dispersaron a los asaltantes a quienes persiguieron hasta la calle Francisco Eximenis.

Todo apunta a que este grupo, que cortó durante unos minutos el tráfico en la calle de la Reina, quería mostrar así su apoyo a varios okupas que están atrincherados desde el lunes en la vivienda del número 45 de Francisco Eximenis, un edificio de propiedad municipal y cuyo derribo había autorizado el ayuntamiento. Cabanyal 2010 empezó a derribar el lunes las viviendas anexas de los números 47 y 49, cuando los okupas se encerraron en la casa del número 45. El gerente de Cabanyal 2010, Alejandro Ródenas, denunció ayer en los juzgados la nueva agresión a la sede que desde mayo de 2006 ha sido objeto de casi 20 agresiones. Dos unidades de la policía local vigilaban ayer la casa okupada que, según fuentes de Cabanyal 2010, presenta riesgo de derrumbamiento. Ródenas presentó el lunes un denuncia en el juzgado de guardia solicitando la intervención de la policía nacional en la casa okupada.

La plataforma vecinal Salvem el Cabanyal, contraria a la prolongación de Blasco Ibáñez y a los derribos en el barrio protegido, hizo público ayer un comunicado en el que vinculaba la nueva campaña de derribos del ayuntamiento, gobernado por la popular Rita Barberá, a las próximas elecciones municipales. Recuerdan que en los últimos comicios también se iniciaron derribos en la misma zona donde ayer se produjeron los altercados.