Aumsa valoró en 2006 el solar en 267.035 euros, en 2008 un jurado elevó la tasación a 1,1 millones y la sentencia lo eleva a 1,2 millones

El TSJ multiplica por cinco la valoración de una expropiación del Cabanyal

2012-11-30Publicat per: El País
El gobierno local pagará cinco veces su valor inicial la expropiación de un solar en el barrio valenciano de El Cabanyal, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que hoy la junta de gobierno local ha asumido. El Consistorio deberá pagar al propietario 1,2 millones de euros, lo que multiplica por cinco la valoración que hizo la sociedad municipal Aumsa en 2006.

Aumsa inició el trámite de la expropiación de una parcela de 2.000 metros cuadrados en la plaza de Calabuig, en pleno barrio de El Cabanyal, destinada a aparcamientos subterráneos y a un edificio socio-cultural. El Consistorio valoró entonces el terreno en 267.035 euros. Después, la Junta Provincial de Expropiaciones (JPE) elevó la tasación en 2008 a 1.159.024 millones.

El Consistorio no aceptó la tasación y recurrió a los tribunales la resolución de la Junta Provincial, a pesar de que ya tenía en su poder una sentencia firme de un caso parecido en otra calle del mismo barrio, concretamente de la calle de Francisco Baldomá.

"La sentencia que se ha dado a concoer hoy en la Junta de Gobierno Local, no solo desautoriza el recurso municipal, sino que incrementa la valoración de la junta hasta los 1.230.654 euros, multiplicando por cinco el importe inicial", ha denunciado el concejal socialista Vicent Sarrià.El socialista calcula que si a esta cantidad se unen los intereses generados desde la resolución de 2008, la cantidad a pagar por la ciudad ascenderá a 1,6 millones.

"Con la parcela de la calle Francisco Baldomá ocurrió lo mismo. El valor inicial se multiplicó por cinco la valoración inicial. ¿Por qué recurre entonces el Consistorio?", ha planteado Sarrià.

El concejal socialista ha aprovechado para rechazar el plan de reforma interior que Barberá pretende aplicar en el barrio. "Es un proyecto absurdo, obsoleto e inviable económicamente, ya que todas las unidades de ejecución están previstas por el sistema de expropiación, que multiplicaría su valor", ha dicho Sarrià.

El problema descrito hoy por los socialistas no es nuevo. Se han dado más casos. De hecho, el Gobierno local ha pagado desde 1991, en que el PP accedió a la alcaldía, 400 millones de euros en expropiaciones. Los socialistas, principal grupo de la oposición del Consistorio, hicieron estos cálculos para mostrar las "malas prácticas urbanísticas" en las que cae el Ejecutivo de Valencia.

Los socialistas advierten de lo costoso que es para los vecinos de la capital la forma de gobernar del PP.

El vicealcalde Alfonso Grau ha respondido a Sarrià que la expropiación de la edificación a la que se refiere en la Plaza Calabuig no supone ninguna ruptura de la trama histórica del Cabanyal, como afirmaba el concejal socialista, sino que se llevó a cabo para destinar los terrenos en que se situaba a la creación de un equipamiento sociocultural para el barrio.

Asimismo desde los Servicios Jurídicos municipales se subraya que la sentencia relativa a esta expropiación únicamente asume el contenido de otra sentencia anterior y, por lo tanto, no tiene efectos económicos, en cuanto que ese mismo acuerdo había sido recurrido en otro pleito anterior, ha dicho Grau.