El Cabanyal-Canyamelar, museo al aire libre de la cerámica modernista

2000-05-21Publicat per: Las Provincias
“El Cabanyal-Canyamelar es un museo de cerámica al aire libre, por eso queremos que siga siendo una parte de la historia viva de la ciudad”, con estas palabras se expresan los miembros de la plataforma “Salvem el Cabanyal-Canyamelar” cada vez que enseñan el barrio a los valencianos o ciudadanos a modo de excursión. Y es que semanalmente organizan visitas guiadas por las zonas representativas de este “antiguo pueblo” que se unió a la ciudad de Valencia.

Estas visitas comenzaron su andadura en noviembre del 98 y siguen en marcha como un acto más cultural y de ocio para el fin de semana. Los domingos a las 1 2 horas la cita es en el Paseo Marítimo, frente al número 33 de la calle Pavía. También hay una “oferta” especial para los estudiantes, y se organizan entre semana para grupos. En un recorrido realizado con los alumnos del tercer curso de la Escuela de Arquitectura el pasado viernes, las dos guías, María y Carmen, se enorgullecen de la amplia muestra de cerámica que se puede contemplar en muchas de las fachadas de sus casas.

En sus explicaciones combinan sentimientos, historia y datos e indican: “El Patronato de Promoción Cerámica, un instituto que depende de la Diputación de Castellón, en un informe ha destacado que estas casas son un museo de cerámica al aire libre”.

El arte modernista popular se ve en muchas de sus viviendas. “A la derecha dos casas que combinan la cerámica blanca y azul y otra verde y blanca y arriba un motivo floral. Fijaos también en la cuidada forja de los balcones”, señalan las guías.

En el paso firme por calles como la Reina, Progreso, Escalante o Pintor Ferrandis se comprueban las huellas del arte modernista. “Se puede observar cerámica vidriada y cerámica de tipo noia. Esta última procede de los antepasados de la alcaldesa, Rita Barberá Noia. En algunas fachadas se hizo un recubrimiento total, un ejemplo es la calle de la Reina, con una cerámica de tipo mosaico o las gárgolas con diversas especies de pájaros”, añaden. Las casas tienen orientación Poniente y Levante, al igual que las antiguas barracas, para recibir luz y brisa del mar.

Defensa del barrio

En estas visitas las guías cumplen varias condiciones: son vecinas del Cabanyal-Canyamelar, nacidas en el barrio y que se han aprendido la lección para transmitir sus saberes y también sus inquietudes, ante el temor de la futura prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar, que se llevaría unas 1600 viviendas. “Queremos vivir en nuestras casas porque tienen historia, porque tienen unas construcciones concretas y porque no es necesario llevar la avenida al mar”, comentan.

Otros puntos de interés, del que los alumnos de la materia de Urbanismo asistentes toman buena, es la Lonja de Pescado. “La creó la Marina Auxiliante, una entidad de patronos de barcas, para poder hacer en condiciones la venta de pescado. Consta de una nave

central yen las partes laterales los patronos guardaban las redes. Es una de las lonjas más antiguas de Europa. Es un ejemplo de arquitectura modernista industrial”, describen María y Carmen. La Casa dels Bous. punto que servia de establo para los bueyes, con el reloj de sol que distingue su fachada, es otro punto referente,

También se paran a describir las estructuras “dels colomers”. “Los pescadores se servían de las palomas para mandar mensajes a casa y decir qué tipo de pescado traían, así las mujeres iban a recibir las barcas y se apresuraban en ser las primera en llegar a la lonja”, indican.

RECORRIDOS

Visitas. Las visitas guiadas por el barrio se realizan los domingos a las 12 horas y parten del Paseo Marítimo, frente a la calle Pavía, 33.

Lonja. El punto de partida es el edificio de la Lonja del Pescado construido por la Marina Auxiliante, asociación de patrones de barca. Es de estilo modernista y una de las más antiguas de Europa.

Casas. Muchas de las casas modernistas que marcan el recorrido imitan la orientación Poniente y Levante de las antiguas barracas para recibir diariamente la luz del sol y la brisa del mar Mediterráneo.