El equipo de gobierno podrá programar actuaciones en todos los inmuebles aunque los jueces hayan paralizado la actuación

Cuatrocientas viviendas de las 1.600 afectadas por el plan del Cabanyal ya son municipales

2010-04-12Publicat per: Las Provincias
Los derribos producidos esta semana en el Cabanyal han generado duros enfrentamientos protagonizados por grupos radicales antisistema contra la policía. Sin embargo, son muchos los vecinos que no sólo están de acuerdo, sino que a diario están llegando a acuerdos con el Ayuntamiento y les han vendido sus viviendas. Cuatrocientos inmuebles ya son de propiedad municipal, por lo que el equipo de gobierno podrá actuar en estas viviendas como desee.
«Con todos los propietarios ya hemos llegado a un acuerdo, han cobrado una indemnización y están realojados en un edificio en unas condiciones mucho más buenas que en las que se encontraban. Las viviendas estaban muy deterioradas», comentaron fuentes de la oficina Cabanyal 2010 que a diario trabaja y negocia con cada uno de los 1.603 afectados.
La mayoría de viviendas, ahora ya en manos del Ayuntamiento, tenían serias deficencias de humedades y grietas y «su rehabilitación hubiera sido más costosa. Ahora viven en la avenida de los Naranjos realojados y todos están contentos con sus nuevos hogares», añadieron fuentes de Cabanyal 2010.
En el bulevar San Pedro, zona fuera del entorno Bien de Interés Cultural (BIC) donde se produjeron los derribos esta semana, hay 134 fincas afectadas. El Ayuntamiento ya ha comprado por acuerdo directo de compra-venta con los vecinos el 60%. En 21 fincas más, (un 10%), se han levantado actas de ocupación y en las restantes, unas 40, están en trámite para negociar con sus propietarios en una segunda fase.
El bulevar San Pedro, con 30 metros de anchura y perpendicular a Blasco Ibáñez, será una de las principales arterias del barrio. «Esta avenida será un bulevar ajardinado y urbanizado con 110 plazas de parking de dos plantas y no podemos actuar porque como las propiedades están esparcidas no podemos comenzar a iniciar las canalizaciones y los desvíos de los servicios de luz, agua o gas», añadió el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau.
Tras los derribos realizados en los últimos días, el Ayuntamiento continúa trabajando para llegar a acuerdos y avanzar con el plan porque a pesar de que el proyecto será paralizado si los jueces admiten a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central, las 400 viviendas ya son de propiedad municipal y ya tienen vía libre para programar edificios, equipamientos culturales o jardines. Opciones, todas ellas, respaldadas por la mayoría de la población de este barrio que quiere salir de la degradación y delincuencia en la que se encuentra en estos momento el Cabanyal.
Apoyo en las urnas
1.013 vecinos residentes entre las calles Escalante, Progreso y Barraca, afectados directamente por la prolongación de Blasco Ibáñez, avalaron con sus votos el plan del Cabanyal en las anteriores elecciones municipales. Un apoyo absoluto y muy superior a los 711 conseguidos por el PSPV en 2007. Un ejemplo palpable de las ganas del barrio por salir adelante y dejar de ser el guetto y la marginación de la ciudad.
De los 300 millones de este plan ya se han ejecutado 46,5 que se han destinado a rehabilitar entre otros edificios, el Casinet, el Ateneo Musical, el Museo de la Semana Santa Marinera y el del Arroz, el Teatro el Musical, la urbanización de diferentes calles, el aparcamiento de la calle Martí Grajales o la biblioteca de la Casa de la Reina.
Junto a estas viviendas, 561 edificios tendrán valor patrimonial y sus fachadas no se podrán tocar para preservarlas.
Sin duda, los vecinos del Cabanyal y los valencianos que elijan esta zona para vivir disfrutarán de 13 edificios culturales y 89.800 metros cuadrados en zonas verdes por donde las familias podrán pasear tranquilos. Hasta ahora había callejones con compra-venta de droga.