Salvem el Cabanyal denuncia la arbitrariedad en concesión de licencias urbanas

2012-08-15Publicat per: Las Provincias
Critican que se autorice la apertura de un nuevo vial que conecta las calles Doctor Lluch y Baler y no haya licencia para rehabilitar un edificio que los vecinos han tenido que desalojar
La asociación vecinal Salvem el Cabanyal ha denunciado que la "obcecación del Consistorio en relación al barrio genera arbitrariedad en la concesión de licencias de obra" y critica que se haya autorizado la apertura de un nuevo vial mientras se deniegan licencias de rehabilitación.
En un comunicado, Salvem el Cabanyal considera que el nuevo vial autorizado "solo tiene sentido y legalidad con el PEPRI, mientras se niega la licencia de rehabilitación a unos vecinos que han tenido que desalojar el edificio".
También lamenta que el equipo de Gobierno no haya considerado la "voz unánime" de las organizaciones de vecinos y comerciantes del Cabanyal -Canyamelar, que entre otras cuestiones, pidieron el levantamiento de la suspensión cautelar de licencias de obra en aquellas zonas del barrio que no se vean afectadas por las pretendidas modificaciones del PEPRI a las que obliga la Orden del Ministerio de Cultura, actualmente en vigor.
"El Ayuntamiento de Valencia, en su particularísima y retorcida interpretación de la obligación de cumplimiento de la orden ministerial, ha encontrado la excusa perfecta para actuar de forma arbitraria, cada vez que algún vecino solicita una licencia de obras o de actividades", añaden las mismas fuentes.
La denegación de licencia de rehabilitación referida es la solicitada por la comunidad de propietarios de la calle Progreso número 70, un edificio que, según las mismas fuentes, se encuentra en mal estado y cuyos puntales provocan el corte de la acera desde hace casi un año.
"Mientras se deniega la licencia de obras en un edificio que se encuentra a casi un kilómetro de la zona afectada por la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, ha autorizado que la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente haya iniciado hace algo más de un mes unas obras de urbanización para abrir una calle perpendicular a mar, que conecta las calles Doctor Lluch y Baler y que conduce directamente a un solar", añaden.
"Unas obras cuya legalidad urbanística se ampara única y exclusivamente en lo establecido en el PEPRI, pues es únicamente esta figura de planeamiento la que contempla la apertura de dicho vial, que además no coincide con el trazado de la trama viaria actual", denuncia Salvem el Cabanyal .
De este modo, se advierte que los mismos criterios que se emplean para rechazar la solicitud de obras de rehabilitación son utilizados para autorizar el citado vial.
"No entendemos los intereses de qué vecinos, dice defender la alcaldesa de Valencia con esta forma de proceder, cuando partidarios y no partidarios de la prolongación le estamos solicitando que levante de forma inmediata la suspensión generalizada de licencias", concluyen.
El Ayuntamiento de Valencia, consultado por Efe al respecto, no se ha pronunciado por el momento.