Los vecinos ven en el consenso un paso definitivo para el futuro de El Cabanyal

2012-07-30Publicat per: El País
Ximo Puig dijo que “el Gobierno es un freno al avance del barrio" Acusa a Barberá de negarle un futuro a los habitantes de la zona
“Nosotros no marcamos la agenda de ningún partido, ni tenemos interés en hacerlo”, indicó ayer Vicente Gallart, presidente de la Asociación de Vecinos de El Cabanyal. La agrupación se reunió, junto a los principales colectivos y asociaciones del barrio, con el portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, y con el secretario general, Ximo Puig. En el almuerzo, estas asociaciones les trasladaron la sensación de que la adhesión de “todas las sensibilidades del barrio” es “un paso definitivo” para romper el “bloqueo” que está sufriendo el barrio.

“Es un avance muy importante”, insistió Gallart, “porque tenemos el sí de los que apoyan a quien gobierna”. “Ahora, cada vez que Rita Barberá diga que cuenta con el apoyo de los vecinos, se lo tendrá que pensar mejor”, zanjó.

Miguel Belenguer, presidente del Ateneo Marítimo de Valencia, resaltó la “satisfacción” por que se haya “construido un nexo mínimo de unión” y felicitó el acercamiento político y la “gratificación” por el reconocimiento de los dirigentes de que los grupos “deben ser un instrumento de los ciudadanos” para “canalizar sus problemas”. “Creo que es necesario dejar al margen la prolongación y centrarnos en los problemas de la zona”, remarcó.

Por su parte, tanto Calabuig como el secretario general corroboraron su apoyo a los vecinos y señalaron que “no se trata de una prolongación, sino de 21 años de abandono y degradación”. El portavoz socialista en el Ayuntamiento insistió en que todas las sentencias han mostrado cómo la orden ministerial “estaba plenamente fundamentada” y “lo ha ratificado la Audiencia Nacional”. “Ni era un capricho ni había voluntad de intervenir sin fundamentos”, insistió, “sino que pretendía preservar la conservación de El Cabanyal”

Respecto a la participación de Sí Volem en un comunicado conjunto de entidades del barrio solicitando la rehabilitación, Calabuig apuntó que se trata de un “punto de inflexión” y del comienzo de “una hoja de ruta” marcada por todos los sectores para “acabar con el enfrentamiento por un proyecto inviable”. “El barrio no puede esperar 20 años más”, añadió Calabuig, “y tenemos que luchar denodadamente por una reactivación y por la creación de empleo”.

Ximo Puig aprobó la “importancia” para los ciudadanos de esta oportunidad laboral que supondría la rehabilitación y remarcó que la alcaldesa de la ciudad lleva dos décadas de “intolerancia” y “actitud cerrada” contra el barrio: “El Gobierno es un freno al avance del barrio, y Barberá les está negando constantemente el futuro a los habitantes de la zona”.