Asociaciones y comerciantes firman un manifiesto conjunto por la revitalización del barrio

Colectivos vecinales de posturas opuestas se unen para que se rehabilite El Cabanyal

2012-07-27Publicat per: El País
La imparable degradación del barrio marinero de El Cabanyal ha terminado por unir a todos los colectivos representativos del barrio en un frente común para reclamar una actuación decidida que recupere la zona y la revitalice. Asociaciones hasta ahora enfrentadas por el conflicto que desató el plan urbanístico del PP, que pretende derribar más de 400 casas para prolongar la avenida de Blasco Ibañez, han lanzado por primera vez un comunicado conjunto. Un llamada de socorro en la que destaca el objetivo de que se abra "un proceso de diálogo entre los distintos agentes implicados en el futuro del Cabanyal" con el fin de "conseguir la mejora de las condiciones de vida de los vecinos del Cabanyal-Canyamelar".

"El ánimo que nos lleva a la redacción del presente documento, es dejar al margen las diferencias que puedan existir en otras cuestiones", indica el comunicado en referencia a las diferentes posturas en torno al proyecto que impulsa la alcaldesa, Rita Barberá.

De esta forma, Salvem el Cabanyal, la plataforma que se opone al plan desde su aprobación hace más de una decáda, y la asociación vecinal Sí Volem, nacida hace algo más de dos años en apoyo del proyecto, firman un texto conjunto que pide poner "punto final a la degradación urbanística y social" del barrio. Suscriben también el comunicado la asociación de comeciantes Acipmar, y la Associació de Veïns i Veïnes Cabanyal-Canyamelar, asimismo contraria a que el barrio se parta en dos y que denuncia insistentemente la falta de actuación e inversiones por parte del Ayuntamiento.

Ante la postura de la alcaldesa, que insiste en mantener su proyecto y en no dar licencias de obra desde que el Ministerio de Cultura del Gobierno socialista paralizó el plan por considerarlo un expolio al patrimonio histórico, y la falta de diálogo con la oposición al PP en el Ayuntamiento, los colectivos han logrado consensuar unas propuestas para una "rápida regeneración, revitalización y dinamización de El Cabanyal-Canyamelar".

Los puntos que desarrolla el comunicado subrayan la necesidad de luchar contra los focos de delincuencia en el barrio, y piden actuaciones que frenen el deterioro del entorno, con calles sucias y solares llenos de basura y calles sucias, y la intervención de los servicios sociales en apoyo de familias sin recursos. También resalta la necesidad de poner en marcha, al margen del conflictivo proyecto de Barberá, un plan de rehabilitación de viviendas -una petición en la que no han dejado de insistir Salvem El Cabanyal y la asociación de vecinos Cabanyal-Canyamelar-. Para ello, los vecinos y comerciantes piden a Barberá que levante la suspensión de licencias que mantiene desde que el ministerio prohibió los derribos de casas. Además, los colectivos urgen a poner en marcha un plan de dinamización del comercio en el barrio.

Finalmente, los colectivos del barrio reclaman la puesta en marcha de meses de diálogo con todos los agentes implicados para dar salida al conflicto que paraliza y destruye El Cabanyal.

El documento avisa de que no supone para ninguna de las organizaciones firmantes la renuncia a otras iniciativas que puedan emprender por separado para "defender sus legítimos puntos de vista sobre otras cuestiones conflictivas que han sido dejadas al margen". "La situación económica actual nos obliga a buscar puntos de encuentro que ayuden a la recuperación de nuestro barrio, sin permitir que las diferentes posturas sobre el proyecto municipal nos dividan", concluye.