Esquerra Unida denuncia el abandono de los solares situados en la zona de la prolongación

Las tapias no bastan en El Cabanyal

2012-05-21Publicat per: El País
El Cabanyal es un barrio plagado de solares, muchos de propiedad municipal. Y están abandonados y sucios, denuncia Esquerra Unida (EU), sobre todo en la zona de la proyectada prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez, ahora paralizada por una orden del Ministerio de Cultura.

Los vecinos de este barrio del marítimo están cansados de llamar a las policías local y nacional para denunciar la ocupación ilegal de solares y casas abandonadas. El Consistorio valla sus solares y coloca puertas con candados que al poco son derribadas. Hasta se derriban con mazos los muros para vender o reutilizar los ladrillos, describe el concejal de EU, Amadeu Sanchis, que este lunes pidió en la Comisión de Urbanismo municipal que se alcen las tapias —ahora de unos dos metros de alto— hasta los tres metros si es preciso y se pida a la Delegación del Gobierno más presencia policial para evitar estos episodios. “Las llamadas de los vecinos solo sirven para colapsar la centralita de la comisaría del Marítimo”, describe Sanchis. El edil pidió, además, que se cambie la Ordenanza Municipal de Limpieza para que los solares se mantengan en condiciones.

El Consistorio ha limpiado, según los datos proporcionados a Sanchis, 37 solares y ha obligado a otros dos propietarios privados a hacer lo mismo. Pero quedan muchos más, por eso el concejal de EU reclama al Ayuntamiento que catalogue las propiedades y los solares abandonados en El Cabanyal para poder llevar un mejor control.

El vicealcalde Alfonso Grau replicó que no era preciso el inventario porque ya existía. Sí aceptó trasladar a la Comisión de Medio Ambiente cómo mejorar la limpieza, seguridad y cierre de solares, así como la desratización y desinfección de las vías públicas.

El concejal socialista Vicent Sarrià llevó a la comisión otro asunto relacionado con este barrio. El edil emplazó al Consistorio o no invertir más dinero público en la expropiación y derribo de casas y destinarlo a actuaciones “en positivo” en el área que no está afectada por la ampliación.

“No entendemos por qué se destina dinero a financiar expropiaciones para destruir y no para rehabilitar”, indicó y atribuyó estas decisiones a la “obstinación y la intransigencia del equipo de Gobierno”.