Puertas Abiertas 2005

La Plataforma Salvem el Cabanyal prepara la octava edición del evento artístico Cabanyal Portes Obertes que se celebrará del 21 de octubre al 6 de noviembre de 2005. Desde un primer momento Cabanyal Portes Obertes es un exponente del compromiso de los artistas con la protección del patrimonio y la memoria histórica de la ciudad de Valencia, gravemente amenazada por los planes urbanísticos del actual equipo de gobierno de la ciudad.

Portes Obertes tiene como elemento singular la muestra de las obras artísticas en casas particulares de los vecinos del barrio. En esta edición son dieciséis las casas participantes, creando un recorrido que se adentra por el corazón del barrio e invita a los espectadores a conocer sus calles y el interior de algunas viviendas, modelos de la arquitectura modernista popular característica de esta zona del mediterráneo cuyo conjunto mereció ser declarado BIC (Bien de Interés Cultural) por la Generalitat Valenciana, que es el mayor grado de protección de un conjunto histórico. Protección que parece ser insuficiente para estar a la salvaguarda de las tentaciones urbanizadoras tan frecuentes en la Comunidad Valenciana.

Esta edición de 2005, la muestra reúne una serie de obras de las más variadas disciplinas artísticas –fotografía, video, instalaciones, pintura, escultura- expresamente concebidas para este evento, que abordan el tema central de la amenaza de destrucción de patrimonio y del tejido social del barrio del Cabanyal. Paradigma de los usos y abusos urbanísticos y políticos en algunas ciudades en la actualidad debido a la megalomanía o ignorancia de sus  responsables políticos. Situaciones que son abordadas por los trabajos artísticos desde distintos puntos de vista: la perdida de la memoria colectiva, la especulación urbanística, los medios de comunicación, la fotografía y su compromiso social y el papel del arte como activista en el espacio público, entre otros.

Cabanyal Portes Obertes presenta 32 propuestas en las que los artistas, individualmente, en grupo o colectivo, intervienen a modo de instalaciones que ocupan total o parcialmente cada una de las viviendas, con la única condición de respetar su uso diario por los propietarios e inquilinos, de tal manera que las intervenciones artísticas y la vida cotidiana conviven durante el tiempo de la exposición siguiendo la máxima vanguardista de la interrelación entre arte y vida, como dificílmente podemos contemplar en las instituciones artísticas convencionales.