Manifiesto de la Plataforma Salvem el Cabanyal

   Desde 1998, la Plataforma Salvem El Cabanyal – Canyamelar – Cap de França lucha por la defensa y rehabilitación integral del barrio, en oposición al Plan Especial de Protección y Reforma Interior ( PEPRI ) del Ayuntamiento de Valencia, gobernado por el PP, que prevé la demolición de 1.651 viviendas. La defensa del barrio supone la conservación de un conjunto histórico y artístico de singular arquitectura, tejido urbano, estructura social, identidad cultural e historia, que forma parte del patrimonio de las valencianas y valencianos.

Durante 16 años, hemos realizado una resistencia cívica y pacífica frente a la violencia ejercida por el Ayuntamiento hacia el vecindario, en su intento de ejecutar este proyecto especulativo. Hemos reaccionado jurídica y socialmente. Además de defender el Cabanyal en los tribunales, las vecinas y vecinos del barrio y otros solidarios, han llevado a cabo, a través de actividades culturales y artísticas, utilizando espacios privados y recuperando espacios públicos, una reivindicación del valor del barrio que ha llenado las calles de arte y de vida.

El abandono y la mala gestión de este plan expoliador por parte del Ayuntamiento han provocado que instituciones tan importantes como Hispania Nostra a nivel nacional , y World Monuments Fund a nivel internacional, nos hayan incluido dentro de su lista roja y patrimonio en riesgo, respectivamente. Junto a ello, el trabajo que hemos desarrollado los vecinos desde la plataforma Salvem El Cabanyal en defensa de sus valores patrimoniales, ha sido merecedora de un premio EUROPA NOSTRA, y como consecuencia de este galardón, el Gobierno de España ha incorporado al amenazado Cabanyal en su proyecto de «Marca España».

Actualmente, dada la retirada de la Ley 2 /2010, de 31 de marzo, de la Generalitat, de Medidas de Protección y Revitalización del Conjunto Histórico de la Ciudad de Valencia y la vigencia de la Orden del Ministerio de Cultura, el Ayuntamiento está obligado a adecuar el PEPRI a la legislación autonómica en materia de urbanismo y en el ámbito de protección del patrimonio y del conjunto histórico del Cabanyal, sin cometer expolio.

Después de 16 años de lucha y ante la nueva situación, la Plataforma Salvem El Cabanyal-Canyamelar-Cap de Francia expone que :

Continuamos DENUNCIANDO,

  • Que en ningún momento se ha contado con la ciudadanía en el desarrollo de una propuesta urbanística, social, política y cultural para el barrio. En todo este proceso hemos encontrado una ausencia total de diálogo de la administración pública municipal y autonómica con la sociedad civil, a pesar de nuestros continuos ofrecimientos para encontrar una solución conjunta.

  • Que la degradación del barrio persiste como estrategia premeditada de acoso al vecindario y menosprecio al patrimonio cultural, histórico, artístico y humano de las valencianas y valencianos.

  • Que el expolio continúa produciéndose a día de hoy.

  • La desconsideración por parte del equipo de Gobierno en todas aquellas propuestas divergentes a la suya.

Nos oponemos a cualquier adaptación del PEPRI que no tenga en cuenta la participación ciudadana y que no respete y acate la orden ministerial (avalada por los tribunales y por los gobiernos centrales, socialista y popular), en la que lo califica de expolio del Conjunto Histórico del Cabanyal .

Continuamos EXIGIENDO,

  • La rehabilitación sin destrucción de todo el Conjunto Histórico.

  • La conservación de nuestro patrimonio y una arquitectura sostenible que tenga en cuenta la participación ciudadana, y que garantice el derecho a vivir en un ámbito digno.

  • La redacción de un nuevo planeamiento urbanístico para el futuro del barrio. Pondremos especial atención a que se cumpla rigurosamente la legalidad en todo el procedimiento (tiempos y modos), justicia social, información y transparencia. Seguiremos haciendo uso de nuestra facultad de denunciar las acciones municipales que atentan contra los derechos de las vecinas y vecinos.

  • Nuestra presencia (y la de todas las vecinas y vecinos y organizaciones que lo deseen) en el proceso participativo que debería ser el camino a seguir en la redacción del nuevo planeamiento urbanístico. Queremos ser parte activa en el diseño de nuestro futuro. La participación y el debate ciudadano debe convertirse en el elemento central para cualquier próxima actuación y es necesario contar con los colectivos implicados en la defensa del barrio.

  • Que la conservación de los valores que motivaron la protección del conjunto histórico del Cabanyal sean los motores que impulsan su regeneración y revitalización.

  • Que la necesaria modernización y reactivación económica del Cabanyal – Canyamelar – Cap de França, pasan por la protección y la valorización de su patrimonio histórico.

Como estamos haciendo desde 1998, nos seguimos ofreciendo a dialogar con las administraciones públicas para buscar un consenso.

Queremos agradecer todas las muestras de sensibilización y solidaridad por parte de todas aquellas personas, estudiantes, organizaciones sociales, partidos políticos, sindicatos y otros colectivos que nos han apoyado durante estos años. Un apoyo que sigue creciendo.

La lucha es larga y os necesitamos a nuestro lado.

Nunca dejaremos de luchar por Cabanyal.

Rehabilitación sin destrucción

MANIFIESTO