La lucha – 2000


AnteriorSiguiente


En enero el ayuntamiento aumenta la partida presupuestaria de la oficina municipal de información (AUMSA) acerca del Plan de Prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez con 14.737.800 ptas. generando la protesta del barrio.

El 17 de febrero se aprueba en Asamblea General del barrio iniciar una huelga de hambre, planteada como una protesta pacífica, de resistencia, y que sólo parará si el gobierno municipal accede a debatir públicamente el proyecto urbanístico. En el último pleno del mes la plataforma realizó una nueva protesta con cacerolas a las puertas del consistorio. El 25 de marzo tres miembros de la Plataforma inician la huelga de hambre en los jardines del Parterre en el centro de Valencia, otros vecinos hacen huelgas de hambre solidarias con ellos, se realizan diferentes actos en el jardín en apoyo de los huelguistas.

Huelga de hambre - Marzo/Abril de 2000
 

Nueva cacerolada en el Ayuntamiento donde se aprueba la documentación del plan (dicha documentación se remite a la Conselleria de Cultura para que dé el visto bueno).

Se participa con multitud de pancartas en la parada mora de este año, los ediles del partido popular no se personan.

En abril ya son cinco personas las que se encuentran en huelga de hambre que finaliza el día 15 (22 días de huelga). El escritor y miembro de la Real Academia Española José Luis Sampedro se solidariza con la plataforma. Los estudiantes realizan una marcha-manifestación desde los diferentes campus hasta el lugar de la huelga de hambre. Se realiza una rueda de prensa en las Cortes Valencianas por parte de técnicos-miembros de la Plataforma.

Exposición-Charla en el Luis Vives.

El último día de la huelga de hambre se realiza una Asamblea General en el mismo lugar a la que acuden muchos vecinos del barrio y también de Valencia, ante la negativa del gobierno municipal de debatir con los vecinos y con los técnicos se vota por la finalización de la huelga de hambre. Se dan charlas y paneles informativos en las facultades de Geografía e Historia, Matemáticas y Derecho.

La plataforma propone que el ayuntamiento invierta los 9.000 millones de ptas. previstos para expropiar viviendas y abrir la avenida en la rehabilitación del barrio. Se participa en una mesa redonda en el Club Diario Levante sobre patrimonio. El artista Pepe Romero presenta un documental (Retrats II. Sonata pel Cabanyal) dedicado a la lucha que siguen los vecinos de El Cabanyal.

Partidos políticos, sindicatos, asociaciones de vecinos, entidades culturales, estudiantes y otras organizaciones firman un manifiesto en defensa de la plataforma Salvem El Cabanyal.

En mayo se inician las III Portes Obertes dedicadas a Renau. Nueva manifestación por el barrio con el lema Rehabilitación ya. Mesa informativa en la feria alternativa de Valencia.

El Decano de Derecho apoya las tesis de la Plataforma Salvem El Cabanyal. La Facultad de Derecho dice que el plan de El Cabanyal “es a todas luces ilegal”. Durante junio se inicia una campaña de recuperación de fachadas de varias viviendas afectadas por la prolongación por parte de miembros de la Plataforma.

Los arquitectos de la oficina municipal en el barrio que informa sobre el plan cobran un millón al mes por informar (no se encuentran en la oficina sino en sus despachos) La oficina ha consumido hasta el momento 33.5 millones de pesetas. Se generan nuevas protestas por parte de los vecinos ante el despilfarro.

Salvem El Cabanyal pide que la Lonja de Pescadores se declare Bien de Interés Cultural y no se traslade.

Se participa en una mesa redonda organizada por la Asociación Orriols-Rascanya. La eurodiputada Maruja Sornosa, en colaboración con la Plataforma, ha reclamado que la Comisión Europea cree una red de lugares de interés cultural e histórico de la UE, en que se incluya el barrio de El Cabanyal.

El 7 de julio la Conselleria de Cultura aplaza por otros tres meses el informe sobre el plan de El Cabanyal para que el Ayuntamiento pueda emitir nuevos informes favorables al plan que contrarresten todos los presentados por la Plataforma Salvem El Cabanyal. La plataforma crítica la demora en aprobar el dictamen por parte de la Conselleria.

En agosto se inician las obras de lo que se decía iban a ser viviendas para los afectados por la prolongación, y que resultan ser viviendas para realojos de un proyecto del paseo marítimo. Son viviendas para realojos en la que los vecinos tendrán que pagar por una vivienda que viene a tener la cuarta parte en metros que sus anteriores viviendas.

Miembros de la plataforma participan en una mesa redonda en los cursos de verano de la Universidad Complutense de El Escorial bajo el título Compromiso social en el arte; El Cabanyal como referente. Dicha universidad finaliza las jornadas pidiendo la defensa del barrio de El Cabanyal.

La plataforma denuncia que los servicios municipales no retiran la gran cantidad de coches abandonados que existen en el barrio, Esquerra Unida se suma a la denuncia.

El 7 de septiembre el juzgado de Instrucción número 17 de Valencia admite a trámite una querella presentada por Salvem El Cabanyal contra la directora de Patrimonio por presunta prevaricación.

La asociación ciudadana y cultural Cercle Obert de Benicalap logra que la UNESCO debata sobre El Cabanyal. La plataforma vuelve a proponer un debate público sobre el Plan.

El conseller de cultura insiste en que el equipo del gobierno municipal “no ha hecho correctamente los deberes” y no ha acompañado la documentación del plan de El Cabanyal con suficientes informes justificativos que permitan acogerse a las excepciones permitidas por la ley de patrimonio cultural para intervenir sobre un bien de interés cultural (se abre una lucha dialectal entre el gobierno municipal y el autonómico, ambos del mismo partido político).

El 6 de octubre, fecha en que se acaba el plazo dado por la Conselleria de Cultura y teniendo un informe negativo firmado por sus propios técnicos, vuelve a prorrogar el plazo al ayuntamiento para que presente informes favorables al plan de prolongación.

Se celebra en Valencia el Encuentro Mundial de las Artes auspiciado por la UNESCO, los miembros de la Plataforma protestan en sus puertas durante los tres días del evento, Salvem El Cabanyal lee su manifiesto ante los especialistas en arquitectura y urbanismo del congreso, el filósofo Francisco Jarauta desea “la mejor de las suertes a la justa causa de los ciudadanos del barrio de El Cabanyal en su lucha”. En su clausura, el arquitecto Oriol Bohigas se suma a las reivindicaciones de los vecinos de El Cabanyal en contra del plan municipal y a favor de la rehabilitación del barrio.

En noviembre los vecinos de El Cabanyal participan en una nueva manifestación en defensa de los intereses de los barrios marítimos organizada por la federación de vecinos. Concierto en la sede de la plataforma organizada por Radio La Malva como muestra de apoyo. En diciembre se celebra una fiesta en la sede de la Plataforma de agradecimiento a todas las personas que colaboran en la defensa del barrio.