Cuatro días le han durado las puertas a Plan Cabanyal

La empresa Plan Cabanyal cambia los tapiados de las casas, que va a rehabilitar, por puertas de hierro galvanizado y no le duran ni cuatro días.

La empresa pública Plan Cabanyal encuentra serias dificultades para el desarrollo normal de su actividad debido a los intentos de ocupación de viviendas que se suceden una y otra vez, sin descanso, en el barrio.2016-11-09 porta trencada 4 dies després

Poner puertas a las casas valladas tiene por objetivo facilitar el acceso a los técnicos encargados de realizar los proyectos de rehabilitación. Las puertas no han resistido ni cuatro días sin que sufriesen el deterioro que muestra la fotografía que se adjunta.

No ha sido un hecho realizado de forma sorpresiva ya que el vecindario venía realizando denuncias desde el primer día que se instalaron las puertas. Tanto en avisos a la empresa Plan Cabanyal como a la policía local y nacional. Los intentos comenzaron muy pronto.

Desde el domingo 6 de noviembre se están dando aviso de los intentos de ocupación. Al final estos son los resultados

 Después de  la reunión con el alcalde de Valencia (11 de octubre) y de la celebración de la asamblea general (19 de octubre) pensábamos que los problemas más importantes iban a tener una solución urgente, que harían cambiar de forma notable las condiciones de vida en el día a día. La evaluación realizada por el Grupo de Ayuda Mutua Dret al Descans constata que ha habido cierta mejoría en el ruido que sufren por las noches pero esta mejoría es claramente insuficiente, continuamos sin solución. Y las preguntas que nos hacemos son: ¿Y ahora qué pasa? ¿Cuánto tiempo otra vez? ¿Cuánta impunidad? ¿Cuántos menores sin escolarizar todos los días?

Exigimos un canal de comunicación permanente con el ejecutivo municipal. Necesitamos que los responsables municipales nos comuniquen los planes que están preparando para solucionar esta situación, así como los plazos para que estén definitivamente en marcha. Por este motivo volvemos a solicitar entrevista con la responsable de la policía local Anaïs Menguzzato.