CABANYAL: RITA BARBERÁ AMENAZA DENUNCIAR A QUIEN DENUNCIE

             El pasado 24.07.2014 los medios de comunicación informaban que Rita Barberá amenazaba con denunciar por denuncia falsa a quien presentara denuncia por prevaricación a los funcionarios que firmen documentos relacionados con los cambios que se van a introducir en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del barrio de El Cabanyal con el fin de adaptarlo a la Orden Ministerial que declaró expolio el diseño original. Concretamente decía la Alcaldesa: “tengan mucho cuidado” con las denuncias porque “es muy fácil denunciar y caer en la falsa denuncia” y aseguraba que ella contestará con “otra denuncia”.
Con ello la Sra. Barberá manifiesta que no soporta que la ciudadanía pueda ejercer los mismos derechos que ella ejerce. Es decir, denunciar hechos que estima que pueden ser delictivos para que los tribunales competentes decidan.
Recordemos que en los últimos años Barberá ha presentado tres querellas que le han sido archivadas, y no me consta que haya pedido disculpa por ello, ni que a nadie se le ha ocurrido denunciarla por falsa denuncia. La denuncia penal es poner en conocimiento de la fiscalía o el Juzgado unos hechos para que estos juzguen si pueden ser constitutivos de delito y si sus autores son los denunciados. Mientras la querella es imputar unos delitos determinados, a personas determinadas y pedir penas concretas para esas personas. Es decir, en la denuncia se señalan hechos y personas, mientras en la querella se afirman hechos, se señalan responsables, se concluye la existencia de delito y a sus autores y se les pide penas concretas.                       Así la cosa, el grado de equivocación entre el autor de una denuncia y una querella, no tiene comparación. Sobre todo, en el caso de la Alcaldesa que dispone de servicios jurídicos cualificados, como son los municipales, y encima se gasta dinero público para pagar informes jurídicos privados que justifiquen las querellas que la Sra. Barbera decide presentar.
El caso, es que Barberá no sabe lo que es una denuncia falsa, o lo que es peor, se dedica a amenazar desde la ventaja que da actuar con cargo al erario público y revestida del poder que da ser autoridad. Por si acaso, le aclaramos que denuncia falsa es:
• Denunciar unos hechos, que de producirse, constituirían infracción penal.
• Se denuncia sabiendo que los hechos no se han producido, o de haberse producido, se denuncia como autor de los mismos a una persona que se sabe que no pudo cometerlos.
• La denuncia se presenta, ante la policía, fiscalía o juzgado.
• La denuncia acaba en una sentencia o auto declarando el archivo o sobreseimiento.
Posteriormente, para que prospere la acusación de denuncia falsa debe probarse que el denunciante sabía que el hecho denunciado era delictivo y falso. Es decir, se sabía que el hecho denunciado no se había producido, o habiéndose producido, se sabía que no podía ser autor el acusado. Dicho de otro modo, el autor de la denuncia falsa es consciente de la falsedad del hecho denunciado o que no es autor del mismo el denunciado. Sin embargo, la Sª. Barberá parece entender que si se denuncia a unos funcionarios, a pesar que los hechos denunciados hayan ocurrido, y las personas denunciadas sean sus autores, si al final el Juzgado declara que esos hechos no son delito, entonces se puede presentar la acusación de denuncia falta y debe condenarse a su autor. Si así fuera se podría denunciar a Rita Barberá por falsa denuncia, y la deberían condenar, por tres casos distintos:
• La querella por prevaricación contra la exministra (González-Sinde), por emitir la Orden Ministerial declarando que el plan del Cabanyal determinaba el expolio del barrio. La querella fue desestimada por estimar que la exministra no cometió ningún delito.
• La querella por injurias que interpuso contra EL PAÍS, tras publicar el periódico una grabación telefónica judicial en la que Álvaro Pérez, El Bigotes, manifestaba a su subordinado y contable de la firma Gürtel Orange Market, Cándido Ortiz, que en ese momento estaba comprando para Barberá un bolso de lujo marca Louis Vuitton. En la misma grabación, El Bigotes también señalaba que había hecho regalos similares a la alcaldesa en otras tres ocasiones anteriores.
• La querella contra la secretaria general del PSPV en la provincia Valencia que acusó a Barberá de ser “cómplice del saqueo que se ha llevado a cabo en los últimos años en la depuradora de Pinedo” (Emarsa), ya que “controla la mayoría del organismo responsable de la gestión y los principales implicados son personas de su entorno”. El Juzgado desestimó la querella.
Cualquier conocedor del derecho, sabe que si los hechos denunciados queda probado su existencia y que existen pruebas o indicios, para señalar como autor de los mismos al denunciado, nunca podrá ser autor de denuncia falsa el denunciante, porque el tribunal estime que esos hechos no son delito o de las pruebas practicadas no queda acreditado el que el denunciado sea su autor. La pregunta es, ¿Barberá amenaza de denuncia falsa por ignorancia o porque no soporta que se le lleve la contraria?

Jose Luis Ramos en CABANYAL: RITA BARBERÁ AMENAZA DENUNCIAR A QUIEN DENUNCIE

Etiquetas: ,