Comunicado ante la Sentencia del Supremo

EL TRIBUNAL SUPREMO DESESTIMA EL RECURSO A LA SENTENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL

Rita Barberá ha mentido a los medios de información y a la ciudadanía en dos aspectos:

a) Miente cuando dice que pacta voluntariamente con el Ministerio de Cultura. No es voluntario, está obligada por ley y con unos requisitos determinados y muy específicos

b) Miente cuando presenta su “boceto/esbozo de adaptación”. Para que según lo expuesto sigue sin adaptar el proyecto urbanístico a la Ley de Patrimonio y, por lo tanto, sigue siendo ilegal. La sentencia del TS ratifica todos los informes técnicos que amparan la Orden Ministerial de 29 de diciembre de 2009

Rita Barberá, ha comunicado públicamente, que el desistimiento presentado, en virtud del acuerdo conseguido con el Gobierno de España, había sido admitido por el Tribunal Supremo, información que no es veraz a la vista del contenido de la Sentencia del Tribunal Supremo publicada en el día de hoy, y esto, con el único objetivo de “remediar políticamente” las consecuencias de haber perdido nuevamente delante de los Tribunales su defensa del PERI, la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez y verse  obligada, una vez más, a respetar la ORDEN MINISTERIAL que declara el expolio en el Conjunto Histórico del Cabanyal – Canyamelar.

La VALIDACIÓN PATRIMONIAL DEL PERI DEL CABANYAL Y LAS MODIFICACIONES que pretende realizar la alcaldesa, son nulas de pleno derecho, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

– Las modificaciones publicadas por la alcaldesa, mantienen la idea de prolongación de la avenida Blasco Ibáñez, con ruptura de la estructura urbana y arquitectónica, que implican mantener el derribo de edificios situados dentro del Conjunto Histórico, rompiendo así, las características generales del ambiente y de la silueta paisajística, lo cual contraviene y vulnera de lleno el contenido de el Orden Ministerial vigente.

-Las modificaciones del PERI, además de articularse explícitamente como “de protección” al efecto de dar satisfacción a la legislación patrimonial en materia de tutela de Conjuntos Históricos declarados BIC, han de justificar el cumplimiento del marco legal vigente desde 2007 en nuestro ámbito territorial, circunstancia que no se da,  y que se ha omitido “a sabiendas”, por el Ayuntamiento de Valencia, en todos los comunicados realizados hasta el día de hoy

– La Alcaldesa de Valencia no ha conseguido la “validación” patrimonial ni del antiguo PLAN, ni de lo que ahora se modifica, con la finalidad de “adaptarlo” a las exigencias “antiexpoliadoras” de la Orden Ministerial de 29 de diciembre de 2009, teniendo en cuenta, además, que no se puede obtener la validación mencionada, dado el contenido de las modificaciones reveladas por el Ayuntamiento, puesto que dicha planificación no cumple las exigencias mantenidas por la Orden Ministerial y los Tribunales, en el marco de la “protección” exigida para el Conjunto Histórico.

La manipulación de la información urdida ante la prensa, a fin de rescatar su imagen electoral, nos demuestra que la Alcaldesa Rita Barberá, empecinada en sus propios objetivos personales, ha puesto en marcha un nuevo intento de burla a la legalidad y las instituciones, a costa del enorme perjuicio de los ciudadanos

Queremos hacer constar que:

A la vista del reciente anuncio de la Sentencia del Tribunal Supremo, desestimando el recurso interpuesto, la plataforma Salvem el Cabanyal, espera que desde el Ayuntamiento se reconsidere la postura de mantener la modificación anunciada, y presente un proyecto de participación ciudadana.

Por nuestra parte, anunciar una vez más, que continuaremos en la lucha y la defensa del patrimonio del Conjunto Histórico del Cabanyal-Canyamelar, que es historia y patrimonio de todos