Convocatoria para evitar un deshaucio en el Cabanyal

Todos los datos que se comentan a continuación están comprobados y hemos visto los documentos que acreditan los ingresos realizados en la cuenta bancaria de Cabanyal 2010 hasta el mes de junio.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

El ayuntamiento de Valencia quiere echar a Elsa Dos Santos de su casa. Es un objetivo fácil: mujer, inmigrante, pobre y madre de un menor. Vive en el Cabanyal desde 2007, en la zona que el consistorio pretende derribar para ampliar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar. La casa es propiedad del Plan Cabanyal-Canyamelar, nueva denominación de la antigua y polémica Cabanyal 2010, la empresa pública que se dedica a comprar las casas a precios irrisorios con el objetivo de cerrarlas y hundirlas cuando pueda. Un hecho que ha generado un ambiente de fuerte degradación en el barrio. El ayuntamiento denunció a Elsa el año pasado porque dejó de pagarle un par de mensualidades. Al poco, saldó la deuda, pero la maquinaria judicial ya estaba en marcha. Elsa nunca recibió ninguna notificación. Ni del ayuntamiento ni del juzgado. Se enteró de la denuncia porque hace unos días llegaron unos policías con una orden de desahucio. Ella no estaba en casa y abrió la puerta Xangó, el hijo. Como se trataba de un menor, no pudieron efectuar el desalojo, pero dejaron aviso de que volverían hoy jueves hacia las 13 horas.

Se ha cursado una convocatoria popular para que a partir de las 11 horas la gente se concentre en la puerta de casa de Elsa (calle Francesc Eiximenis 28, junto al mercado del Cabanyal) para evitar el desahucio y que el ayuntamiento, a continuación, Tapie la casa y la derruïsca por dentro.