Resposta de Faustino Villora davant les declaracions del senyor Grau

Cabanyal, 10 de abril de 2010  (si el texto y las imagenes no se visualizan bien en este correo, adjunto documento en pdf)

En primer lugar quiero agradecer a la Plataforma Salvem El Cabanyal que me permita utilizar su lista de correo para poder defenderme de las sandeces y calumnias del concejal Grau.

El concejal Grau no tiene razón en el caso “Cabanyal” y la otra (la razón) la está perdiendo.

Las declaraciones de Grau son calumniosas, tratan de resolver con la difamación lo que no puede con la Ley y la Razón.

Como no tienen argumentos ni razones para defender “sus intereses” y no pueden conseguir sus objetivos en el Cabanyal, desde hace mucho tiempo se dedican a atacar al colectivo de la Plataforma Salvem El Cabanyal diciendo que somos violentos y en particular a sus representantes.

Grau no tiene reparos morales ni éticos para calumniar sin ningún fundamento.

Entiendo que estén muy enfadados con el colectivo y conmigo, pero eso no es justificación para que, sin argumentos de ningún tipo y con falsedades, me difamen.

En esta línea ayer Grau hizo unas declaraciones desde el Ayuntamiento de Valencia en las que afirmaba sin dudar que yo soy propietario de las viviendas que a continuación relaciono y, además, que las he comprado en los últimos años. Las declaraciones de Grau (en negro) fueron:

  • San Pedro 81 es de la familia Villora.

Es falso, es propiedad de Cabanyal 2010, S.A.

  • San Pedro 87 adquirida por Faustino Villora en 1997 por 2 millones de pesetas)

Es falso, fue adquirida por mis abuelos paternos en 1919 por 11.000 pesetas

  • San Pedro, 89 adquirida por la familia Villora

Es falso, fue adquirida por mis abuelos maternos en 1915 por 15.000 pesetas

  • San Pedro, 83

Es falso, fue adquirida por mis abuelos maternos en 1915 por 15.000 pesetas

Además añadió la siguiente lista que se comenta con detalle en la información que más abajo se adjunta:

  • San Pedro, 85 adquirida por Carola Crespo Villora el 20-3-1997 por 2 millones.
  • Lluís Despuig, 72 i 74 adquiridas por la familia Villora.

Es falso, fue adquirida individualmente por Faustino Villora Nicolau, y es la única casa que tengo en propiedad en El Cabanyal. Por cierto, de 20 metros cuadrados de solar.

  • San Pedro, 75, adquirida por la familia Villora.

Es falso, la compraron mis abuelos paternos cuando mi padre continuó en el horno, hacia 1955

  • Otra vivienda está adquirida por maría Josefa Crespo Villora ( 4 de junio 2003)

Concluyó Grau:

“Esta acción repetida de compra sólo tiene dos explicaciones -precisó el concejal- especular, si paraban la prolongación de Blasco Ibáñez, o hacer negocio si no lo lograban”. “Y que no me digan que se pagó de otra manera porque eso sería fraude fiscal”, añadió Grau, quien irónicamente aseguró que “estos son los honestos ciudadanos que están defendiendo el barrio”.

Para información general paso a detallar la situación de todos esos inmuebles y ustedes mismo puedan calibrar hasta donde son capaces de llegar algunos personajes de la raza humana.