L’espoli del Cabanyal, per dins (El País)

Alfonso Grau, primer teniente de alcalde de Valencia, ha negado que el consistorio intentase derribar el número 131 de la calle de la Reina el miércoles como denunció públicamente Salvem El Cabanyal. Las imágenes a las que ha accedido este diario muestran, sin embargo, los destrozos que provocó una empresa de derribos, que arrancó puertas y ventanas. Según Grau, la única intervención municipal fue tapiar los huecos de la casa, ubicada en zona BIC, para evitar que entren “personas indeseables”. El interior de la casa quedó como muestra la imagen. Salvem el Cabanyal estudia si denuncia al Ayuntamiento de Valencia porque considera un delito el intento de derribo de la casa en la zona donde el Ministerio de Cultura ordenó paralizar el plan de la alcaldesa Rita Barberá porque supone un expolio del patrimonio.